viernes, 15 de junio de 2012

La verdad nos hará libres


Tuve el privilegio de ser el primero en hablar de Carnaval desde los micrófonos de aquella radio que salió de tu locura, hoy ese testigo lo recogen otros dos compañeros, uno de ellos más sevillista que nuestro escudo; se lo que es compartir contigo y opinar sobre que chirigota del Selu es mejor que otra y como no, compartir mesa y mantel hablando y hablando de ese equipo que nos enseñaron a querer desde pequeño, de nuestro Sevilla Fútbol Club.

A veces la palabra es más fuerte que la espada, una herida cicatrizará, pero las palabras quedan para la historia. Ahora te tapan la boca para que no digas más tus sentimientos, tu opinión, tu locura y todo porque gritas a los cuatro vientos que nuestro Sevilla es el Grande Andalucía y como dijo aquel y esa es la única verdad, la verdad nos hará libres y todo porque denuncias la mafia de nuestra liga y todo porque muestras a las claras y permíteme la expresión, el papafritismo en que se han convertido los periodistas de nuestra ciudad. Esto es la verdad, no hay otra, se ve a las claras, pero solo tú te has atrevido a decir basta ya.

Y es que tu voz quedará para la historia, pese a quien le pese. Pasará el tiempo y cuando nuestros hijos nos pregunten quien era aquel que cantó como nadie los goles de nuestro Sevilla en aquella finales de uefa, copa del rey, supercopa…, le diremos orgulloso, uno que como tu padre se siente orgulloso de tener el mayor título del mundo, ser sevillista; uno que quisieron su voz silenciar pero en la muerte de su silencio resurgieron otras voces que sin micrófono, no callarán; uno que llegó sin avisar y creó una radio que hizo temblar a otras más poderosas; uno que siempre gritó Sevilla hasta la muerte.

No hablaré de los motivos, no hablaré de las circunstancias, pero quien silencia la voz de la verdad, siempre se convierte en cómplice del propio silencio.

Jesús, seguiremos hablando de carnaval, seguiremos hablando como no de nuestro Sevilla, porque nunca caminarás solo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada