miércoles, 23 de marzo de 2011

Bernardo Espinosa, un capitán de primera

Qué gran alegría poder contar con Bernardo Espinosa para la próxima
temporada de nuestro Sevilla F.C.

Puede sonar a tópico pero este gran paso que ha dado el capitán del Sevilla Atlético es solo el premio a su trabajo y madurez.

Un sueño convertido en realidad para este central que tiene el don de la
omnipresencia en el área.

Un sueño convertido en realidad para unos padres que apuestan por las
posibilidades de su hijo desde pequeño y sacrifican tantas cosas para que
él pueda triunfar en este mundo tan complicado. Gracias Mara y Bernardo por permitirnos disfrutar de este gran profesional que seguro nos va a regalar muchas jugadas de ensueño.

Y un sueño convertido en realidad para ésta que escribe que se enorgullece de que mi club haya tenido el buen criterio de no dejar escapar a semejante jugador que es una apuesta segura.

En este post conocerás mejor a Bernardo Espinosa Zuñiga.

Cuando ves a Bernardo sobre el césped, ves a un capitán en toda la extensión de la palabra. Bernardo dirige, respalda, pelea, organiza y lleva a cabo su misión de defensa con milimétrica precisión.

Cuando el Sevilla Atlético acaba un partido, ya sea en la ciudad deportiva o fuera de ella, su capitán espera sobre el césped, reúne a sus compañeros y todos levantan los brazos para aplaudir a sus seguidores. Es un momento de tremendo orgullo para mí cada vez que eso ocurre y deseo con todas mis fuerzas que eso empiece a verse en el Sánchez Pizjuán porque yo me imagino ya a nuestro B.J. mandando en el primer equipo.

Felicidades Bernardo, sin duda te lo mereces pero es que además el sevillismo también se merece a alguien como tú.

Los que te conocemos y apreciamos estamos de enhorabuena, estamos rabiosos de felicidad por tu éxito.

Enhorabuena, capitán, nuestro capitán.

miércoles, 2 de marzo de 2011

No olvido, no perdono

Que mala es la memoria que perdona la historia, esa que no recuerda lo acontecido, lo sucedido, lo para el sevillismo perjudicado y al final sentenciado. Fue allí y lo recuerdo como si fuera ayer, en esa caja de herramientas, aquella ubicada en la carretera de Cádiz, carretera que llega hasta las puertas de tierra que es tierra sin puertas, donde no es necesario llamar porque estas siempre están abiertas.
En esa caja, en ese estadio a medio terminar, una victoria fue pactada y firmada, el equipo local venció al visitante, ese que este pasado día uno fue por el nuestro vencido, con un juego medido.
No perdono porque no olvido, porque por culpa de ese equipo del norte, como antes se ha dicho, nuestro equipo, nuestro Sevilla, ese que llevamos en nuestra piel como la única y verdadera, descendió de categoría y bajamos a segunda división.
Y eso amigo no se olvida y si tengo que gritar a segunda, a segunda, tengo razones para ello, no me tapes la boca, tu compañero de grada, tu que me silbas.
No olvido, no perdono, no perdono, no olvido y gritaré lo que la libertad me hace ser libre. Que tú me gritas, mas chillaré con mi puño alzado y mi canto proclamado.
Menos silbar y mas animar, menos hacer los tontos de capirote (gran chirigota) y mas cantar.
No callarán nuestras voces, siempre por ti, Sevilla Fútbol Club

Saludos Revolucionarios
Biri-Biri