domingo, 27 de noviembre de 2011

Sevilla Oculta

Sevilla también es misterio, es noche oscura y cerrada y por sus calles se reflejan historias, leyendas, muertes, picaresca, fantasmas, traiciones…

Comenzamos esta nueva sección a la que se ha bautizado como Sevilla Oculta para mostraros otra Sevilla, esa que está pero no vemos.

¿Sabían que existió el peor hombre que ha habido en el mundo y que así está escrito en su epitafio y que además está enterrado en Sevilla? Si lo buscan por el cementerio de San Fernando, olvídenlo, no lo encontrarán. Sus huesos están cerca del río, que tampoco es río; cerca de la Torre de la Plata, esa que poco aparece en los libros de historia; cercana a dos maestranzas, una plaza y un teatro y a un violín de bronce.

No encontrarán un sepulcro de fino mármol y tallado con todo detalles, todo lo contrario, una austera losa sepulcral con una inscripción y una calavera.

Hablamos del siglo XVII y pueden pensar que tal vez que fue un hombre malo, ruin de capa y espada, asesino a sueldo, contrabandista o un fiel servidor del Tribunal de la Santa Inquisición. Todo lo contario, esta persona heredó una inmensa fortuna familiar por negocios del “comercio de indias” y lo dejó todo por los demás tras el fallecimiento de su esposa.

No les diré donde está, solo dispongan de unos euros en el bolsillo y anoten Hospital de la Caridad, Sevilla. Tengan cuidado que pueden pisar sus huesos, además esta persona así lo dejó escrito…"dispuso con gran humildad en su admirable testamenteo se le diera sepultulra terriza en la puerta de la Iglesia para que todos lo pisaran".

No hay comentarios:

Publicar un comentario