lunes, 30 de agosto de 2010

El Sevilla F.C. líder de la Liga

Ahora solo hay que mantenerse : )

Bromas aparte hay que reconocer que el comienzo de la competición doméstica nos ha insuflado algo de ilusión.

Parece que los que tenían que hacer cambios para mejorar la situación han movido ficha y espero que no tengamos que llegar a una nueva crisis para que esas fichas sean siempre las idóneas para cada caso.

Ha quedado patente que Luís Fabiano no es imprescindible y si el jugador no tiene la cabeza en este equipo habrá que darle la responsabilidad a otro. Me alegro de que cuando ese otro ha sido Negredo haya luchado como lo hizo el pasado sábado. Tengo muchas ganas de que este jugador me calle la boca; Luís Fabiano no creo que pueda hacerlo ya.

Desde mi poca sapiencia futbolística, encontré acertada la alineación que planteó Álvarez para hacer frente al Levante U.D.

Hacía tiempo que no teníamos un centro del campo con tres jugadores y personalmente lo he echado en falta muchas veces. Además hay que esperar que los profesionales estén al 100% pero de salida ya me pareció que el planteamiento podía dar otras opciones al juego de las bandas. Con Renato ayudando a Zokora y Cigarini teníamos más el balón y se creaban oportunidades ciertas. Dos goles de Konko son prueba de que el dominio del juego era nuestro.

Aunque los primeros compases del partido nos hicieron temer una catástrofe con el penalti absurdamente realizado por Cigarini, el equipo encontró la fórmula para rehacerse y plantarle cara, como no debía ser de otra manera, a un equipo recién ascendido que no podía ser acicate para un Sevilla que necesitaba la victoria para devolverle la ilusión a la afición y para reconducir una temporada que no ha podido comenzar de forma más defraudante.

El contundente 1-4 no debe ser sinónimo de júbilo, según algunos, por haberlo logrado frente al Levante pero cuántos equipos “menores” se nos han atravesado en los últimos tiempos.

Sin querer recurrir a tópicos, no hay rival pequeño en esta liga y debemos sentirmos satisfechos por los triunfos sea ante quien sea y ser críticos en la derrota aunque enfrente esté todo un Barça porque seguro que hay cosas que se pudieron hacer mejor.

A mi forma de ver este deporte, el rival que tengamos enfrente no es garantía de éxito seguro ni excusa para una derrota sin haber luchado con uñas y dientes.

La humildad ante un equipo “inferior” (siempre a priori y con todos los respetos) nos llevó el pasado sábado a la victoria. Creo que ese es el camino.

3 comentarios:

  1. Si señor, esa es la clave Eva. El ser humilde, y pelear como el contrario. Si lo hacemos de ese modo, la calidad tiene que ser determinante. Así vi yo el partido del sábado. Sobre el tema Negreo, ojalá se involucre y veamos al Negredo del Almeria.
    Yo creo, ojo que no es más que solo una duda que me recorre estos días, que el asunto Luis Fabiano, aun no está terminado este mes de Agosto. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues si Eva. El rival era el que era, pero no por ello hay que minusvalorar la victoria, todo lo contrario.

    Todo es mejorable en esta vida, y no me cabe duda que este Sevilla puede y deb e dar mucho mas de si. Si para ello hay que cambiar el sistema, se cambia, si se tiene que prescindir de algun jugador, de la misma manera.
    Lo prioritario es que el Sevilla recupere la confianza en sus posobilidades y que pronto veamos a ese equipo que todos deseamos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Eva durante unos dias nos vamos a pegar el gustazo de tener a nuestro Sevilla lider de la liga BBVA. Que gustazo.
    Un beso

    ResponderEliminar