miércoles, 17 de marzo de 2010

Contigo Siempre Sevilla

Aquella noche, era la noche de todas las noches, la noche soñada, la noche esperada, la noche de sensaciones calientes donde solo cabía apretar los dientes. La bombonera, nuestra segunda casa, esa que para muchos aunque le lluevan palos es como su catedral religiosa, de etiqueta se encontraba. Aquella noche, todo llegó y se fue, todo se consumió y terminó. No pudo ser, se intentó, dejemos los fallos de los jugadores que tantos días de gloria nos han dado, de lado. No pudo ser, el sevillismo fue un silencio, aunque por las grietas de la ciudad se escucharan algunas risas de alegría por todo lo sucedido. Todo se terminó.
¿Todo?
Todo empieza, ahora más que nunca hay que llevar en volandas al equipo, a ese equipo que llevamos en el corazón, ese equipo que con orgullo pasea su nombre por Europa. No lo hagas por nada más que por el equipo, por su escudo, ese que defendemos a muerte en cada partido, en cada desplazamiento. No te dejes llevar por la prensa carroñera de nuestra ciudad, no te dejes llevar por esos amos del micrófono que todo lo saben. Tu eres sevillista, eres inteligente, ellos no.
Tú tienes el mayor título que se pueda tener en esta vida, ser sevillista. ¿Vas ahora a dejar de luchar? No compañero/a ahora lucha a mi lado, lucha hasta la victoria, coge tu bufanda rojiblanca y mírala con orgullo, levanta la vista hacia el cielo y di con orgullo soy sevillista. Toca animar, mas que nunca, como se hace desde la grada norte, ¿tan difícil es que todo el estadio lo haga? No es momento de divisiones ni de críticas, no es momentos de abucheos y pañoladas, no es momento de quejas. Es momento de animar, de entre todos ayudar al mejor equipo del mundo, al Sevilla Fútbol Club. Hoy no es día de cabezas gachas, no es día de malas caras, es día de orgullo, de sevillismo. Si, se que se ha perdido, que todos nos jugábamos mucho en este encuentro contra los rusos, pero no ha podido ser. Queda la liga y la final de copa, quedan muchos partidos, quedan muchos minutos.
¿Vas a dejar de luchar?
Siempre Sevilla, siempre contigo, siempre hasta la muerte.

Publicado por Raúl Delgado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario