lunes, 1 de marzo de 2010

Buen trabajo; poca recompensa

Un empate sin goles no suele considerarse un buen resultado pero anoche nuestro Sevilla dio la cara hasta el final y su afición se lo reconoció.

Quizá es más importante este gesto de valorar el trabajo bien hecho que haber acortado algo más la distancia con Valencia, que al haber perdido está a tres puntos.

No se puede decir que la afición saliera feliz del encuentro pero, teniendo en cuenta las circunstancias del partido y la lucha de los nuestros, se dio por bueno un empate que fue el reflejo de un trabajo empecinado para mantener sujeto al Athletic Club de Bilbao.

Juego oscuro el que desplegaron los bilbaínos al amparo de un colegiado ya temido de antemano, un tal Muñiz.

Totalmente desmesurado en las faltas señaladas a nuestro equipo, con el que cualquier acción de hombre contra hombre resultaba ser falta y muy benévolo con las rojas que no enseñó en fuertes entradas a Perotti y Navas.

Tampoco se esperaba otra cosa, así que no fue de extrañar que cuando Romaric intentó enmendar la plana tras sacrificar la entrega de balón de Palop, viera la roja casi inmediatamente.

Aún con diez, el Sevilla no se rindió y el cambio de Renato por Lolo dio sus frutos si tenemos en cuenta que nunca perdimos el centro del campo. No se consiguió marcar pero más por desaciertos que por falta de ocasiones.

La expulsión de Romaric provocó un cambio obligado que quizá influyó en el tiempo que pudo disputar el canterano Rodri, pero su entrenador tuvo el detalle de darle una oportunidad ante su público y pudo debutar en liga antes de marchar con la Sub-21.


Felicidades Rodri, esperamos verte muchas veces más en el Sánchez- Pizjuán.

Habrá que esperar un poco más para volver al tercer puesto pero estamos a un partido y el equipo sigue mostrando una muy buena cara.

El sábado que viene sería bueno ganarle al segundo clasificado :)

4 comentarios:

  1. Lo de Muñiz es lo de siempre. Aunque considero justa la roja a Romaric también debió expulsar a alguno del Athletic por las entradas que comentas.

    ResponderEliminar
  2. Ayer el Sevilla lució un buen juego, no ganamos y sin embargo no vi muchos aficionados aplaudiendo al equipo al final del partido. Igual es que están mal aleccionados y lo que quieren es que, se juegue como se juegue, los tres puntos se queden en nuestro casillero.

    ¡¡Al final vamos a ser todos resultadistas!!

    ResponderEliminar
  3. @ Paco:
    Lo has clavado tio, yo le he preguntado hoy a uno de esos que siempre se quejan del juego que si estaba hoy mas contento que el día del Almería :D
    Lo único que importa es que cuando pite el árbitro el final hayamos metido un gol mas que el rival, lo demás son milongas
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Un empate en casa no es buen resultado, pero cuando no se puede ganar pues el empate ees el menor mal.
    A priori nadie hubiese firmado un empate, pero a raiz de la expulsión de Romaric, justa para mi, todos nos ponemos nerviosos, valoramos la entrega de los nuestros y damos por bueno el puntito.
    En cuanto al arbitraje, pues desquiciante y ya van muchos esta temporada, y es que aún no se ha inventado castigo para estos arbitruchos, que parecen dictadores en el terreno de juego, ciego parciales por conveniencia y malos con ansia. Esta vez le tocó el turno a Muñiz, uno de tantos, que demostró el doble rasero a la hora de medir la contundencia de las falta, porque las entradas a Perotti y Navas son rojas directas y lo del árbitro pues es muy poca verguenza. El problema está en dilucidar si es que no saben más o que no saben porque no les conviene, en fin la mafia. Ahora toca agarrarnos para el arbitraje del sábado, ay omá que miedo!.
    La nota positiva el debut de Rodrigol y es que los que lo hemos visto sabíamos que merecía este premio, está trabajando y bien en el Sevilla At y por fin lo pudimos ver en el Sánchez Pizjuán. Rodri, Cala, Jose Carlos, Marc Valiente, Carreño... que bien se están haciendo las cosas y qué poco lo valora la gente, porque apoyar a la cantera cuando los jugadores llegan al primer equipo es muy fácil....y ahí lo dejo. Solo me falta ver a Morales, Luis Alberto y Lunaaaaaaaaaaaaa que seguro no tardarán en demostrar en el Sánchez Pizjuán lo que demuestran el la ciudad deportiva.
    Hoy no quiero pensar en el partido del sábado porque se me revuelve el estómago solo de pensarlo, qué asco más grande :P
    Un saludo

    ResponderEliminar