domingo, 17 de enero de 2010

Las circunstacias mandan

Antes de hablar del encuentro de esta jornada, decir que definitivamente, tras las últimas pruebas realizadas, Sergio Sánchez no va a poder seguir ejerciendo como futbolista profesional. Pero podemos dar gracias que va a hacer vida normal.

Este nuevo frenazo en liga debe tomarse, quizá, como un paréntesis. Al menos así lo he vivido yo.

Me explico: No se me olvida que estamos perdiendo muchos puntos y nos estamos alejando de nuestro objetivo (que nunca fue ganar la Liga, por cierto), que el juego desplegado por el equipo deja mucho que desear...

Pero, en este partido contra el Barça han mandado las circunstancias. Contamos con los jugadores que contamos, tenemos un enfrentamiento importantísimo este miércoles en Riazor y nos hemos enfrentado a un gran equipo con todas sus estrellas jugando de memoria cosa que no puede hacer nuestro equipo, puesto que el Sevilla hace ya muchísimo tiempo que no solo no repite alineación sino que no ha podido repetir dos veces cualquier línea en el campo.

Aún así, conseguimos hacerles frente durante todo un primer tiempo, en el que nuestro equipo no pisó apenas el área contraria pero que supo manejarse para que no llegara la goleada que, finalmente, fue irremediable en el segundo tiempo.

Hay que destacar nuevamente el estado de forma de dos colosos de nuestro Sevilla: Palop y Drago. Simplemente, excepcionales. Lástima el gol en propia puerta de Escudé porque también estaba destacando por sus actuaciones en defensa.

Además de perder tres puntos, perdimos a Konko por un pinchazo en el abductor izquierdo. Pero parece que ésto va a cambiar pronto, Luis Fabiano ya terminó la semana pasada ejercitándose con balón. En la copa de África, la selección de Mali y la de Costa de Marfil están llegando al final del camino de esa competición con lo cual Kanoute y Zokora podrán defender la camiseta del equipo que verdaderamente les paga.

A pesar de las bajas, del cansancio de los que juegan cada partido, se sigue apreciando que hay ciertas piezas de este equipo que no están a la altura y no es de ahora. Esto es demasiado evidente como para creer que no se van a tomar medidas. Digo yo.

Yo, personalmente, voy a esperar con ilusión el choque de Copa contra el Deportivo de Lotina y a no darlo todo por perdido en esta temporada liguera. Queda toda una segunda vuelta por delante y seguro que vamos a remontar el vuelo.

2 comentarios:

  1. estimado paco,
    robo este pequeño espacio para decirte que he incluido vuestra pagina en la lista de blogs amigo de geneticasmente sevillista.
    espero tener vuestro permiso.
    si no lo hice antes fue solo por torpeza y por ello pido perdon.
    un abrazo
    giulio guerrera
    geneticasmente sevillista.

    ResponderEliminar
  2. Cómo nos cuesta escribir después de una derrota jajjajajjaja, yo venga a entrar y estos que no publican nada, claro porque hemos perdido jajjajaja, un beso divinos.
    El partido, pues yo también creo que no se puede comparar a los últimos partidos con la mandanga que hemos jugado, en este partido los que estuvieron lo dieron todo, pero es que creo realmente que no tenían más que dar.
    Un once inical ultradefensivo y tres hombres arriba que poco podían hacer con los pocos balones que les llegaban.
    Pero como son humanos las fuerzas empezaron a flaquear y para mi el gol en propia de Escudé marca un antes y un después en el partido, entonces los nuestros lo dieron todo por perdido y fueron llegando los goles de los culés uno tras otro.
    Muy mal el público de Camp Nou, no creo que con un 2-0 estuviese el partido como cantasen olé olé, en fin si están cabreados que se peguen cabezazos con la pared y no le pierdan el respeto a un equipo señor como el Sevilla F.C., único equipo que ha apeado al Barça de Guardiola de una eliminatoria. Hay que saber ganar pero igual de importante es saber perder.
    Dani alves en la previa del choque copero ante al Barça hablaba de la poca humildad de los sevillistas, que si teníamos que poner los pies en el suelo, y a ver si va a resultar que los que no tienen los pies en el suelo son ellos, por eso me alegro de que mi Sevilla les haya demostrado que no son invencibles, ni siquiera con las ayudas arbitrales.
    Y ya con esto me quedo tranquila jajjaja.
    Un saludo

    ResponderEliminar