jueves, 17 de diciembre de 2009

QML

Entrada de gol 40€, bufanda 10€, pasar el rato que pasamos de este miércoles no tiene precio.
Porque no puede haber mejor marco que nuestra segunda casa, nuestro Ramón Sánchez Pizjuán, que hasta con niebla resulta impresionante, de esas estampas que muy pocas veces se ven, pero que permanecen en la retina.
Y en la antigua sala de prensa, todos allí para despedir el año papafritil como recordaba Piojo López, primero en hundir la flota y al que seguimos algunos más. Mientras Alvarado, Cabrera, Ricardo... hacían su programa radiofónico, el resto, a degustar las viandas que para la ocasión se prepararon, el resto y que me perdone quien se olvide, Marrufo, las niñas de Huelva, Paco Luengo, Eva la Flamenca, Rocío, Jorge Buzón, los pasteleros de Brenes, las hermanas admiradoras de Drago (es que no se sus nombres), Maite, Luis...Todo salió a pedir de boca nunca mejor dicho y fue la boca la que a mas de uno se le quedó abierta cuando el pavo dijo aquí estoy yo y aunque se nos presentó un poco abierto de patitas, allí cuchillo en mano (yo escuché que el pavo hablaba), Buzón trinchaba sin parar y cual comedor social, se formó la cadena de pavo-salsa-patatitas-guarnición y paso atrás. Un pavo que estaba para cantarle aquello de "vamos ese pavo, vamos campeón". Quisimos sumarmos al programa radiofónico y por ello mandamos unos sms de papel, sí de papel, que Alvarado dio correspondiente lectura. El día daba a su fin y había que despedir como se ha dicho anteriormente el año papafritil y no con doce uvas como se hace tradicionalmente sino con doce patatas, de esas que se pegan a la garganta y necesitas un poco de agua pa que se pasen. Dieron las doce, corrió el champán, sonaron los cohetes y todos nos felicitamos por el nuevo año en sevillista. También dio tiempo para "asaltar" el estudio y cantar como un buen coro de carnaval, todo afinaito aquello de "Hemos comido pavo, hemos comido pavo y al que no le guste que me coma el… Navidad Navidad…". Continuaba la noche y llegó ese momento de las uvas, si, uvas pero pasteleras, que de Brenes llegaron. Me quito mi gorro de Pocoyó ante tanta maestría y déjense de tonterías los maestros suizos chocolateros, catalanes y quienes presuman de buenos pasteleros. Que uvas de nata y trufa, ai omá. Alguna que otra enchufada se llevó los regalos, la misma enchufada que como los reyes magos se fue cargada de chocolate (del de beber, del calentito que bien entró). Antes de finalizar el programa, de nuevo todos al estudio para cantar aquella letra que cuando se escucha, todo se detiene: "Cuentan las lenguas antiguas...". Fue un día de esos en los que uno se siente mas orgulloso de ser sevillista
Para todos, Felices Pascuas
Saludos Rojiblancos (Pocoyó)

Evidentemente este post no es mio es del bueno de Raul perdón Biri Biri, las fotos las subire mas tarde.

3 comentarios:

  1. hola amigos,
    aunque este no sea el sitio mas indicado, robare un par de lineas.
    es para dar las gracias a todos los amigos/as que se han preocupado por mi salud y me han mostrado su cariño.
    no se como pagar esa deuda, pero estare eternamente agradecido por vuestro interes.

    giulio guerrera
    geneticamente sevillista.

    ResponderEliminar
  2. jojojojo qué bien se lo pasó pocoyo en el fin de año papafritil :)
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Una noche inolvidable, la verdad que sí, las admiradoras de Drago, son Ana y María dolores, ah..... y la que trincho el Pavo fui yo eh..... que me lo curre. jajajajaj

    bueno un beso grande y que el año que viene podamos pasar otro fin de año papafritil igual,

    blanca albendín

    ResponderEliminar